Superar el miedo al dentista

Superar el miedo al dentista

Trucos para superar el miedo al dentista

Tu miedo es normal: El miedo al dentista es muy común. A veces, malas experiencias de nuestra infancia (o historias que hemos oído del pasado) nos hacen temer la visita al odontólogo pero los dentistas de hoy en día están muy bien preparados y utilizan las mejores técnicas y herramientas para minimizar las molestias.

Busca un dentista que te haga sentir cómodo: Encontrar un dentistas comprensivo con tus miedos te ayudará a sentirte más cómodo. Aprovecha la primer revisión para conocerle, hablar con él de tu miedo, evaluar su consulta, y valorar si te sientes cómodo o prefieres seguir buscando.

No hay que hacerlo todo en un solo día: Algunas veces los tratamientos pueden resultar algo largos, si te resulta más cómodo, tú odontólogo te propondrá realizarlo en distintas sesiones.

Distráete durante la espera: Mantenerte distraído en la sala de espera es un buen truco para no ponerte nervioso. Un buen libro, una revista, escuchar música…. Incluso puedes pedirle a algún amigo o familiar que te acompañe y te ayude a distraerte.

Piensa en positivo: Recuerda, cuando termines el tratamiento te demostrarás a ti mismo que eres una persona fuerte y que consigue controlar sus miedos. Además, sin duda, ¡merecerá la pena tener una boca sana y una sonrisa bonita!

Utiliza técnicas de relajación: Controlar el ritmo de tu respiración (inspirar despacio, aguantar el aire unos instantes, y expirar lentamente), sujetar juguetes anti-estrés, imaginar que estás en una isla paradisiaca…

Busca ayuda profesional: Si con estos trucos no consigues superar tu ansiedad, siempre puedes buscar la ayuda de un psicólogo. Las fobias pueden ser tratadas usando técnicas muy efectivas.